Unas de las preocupaciones que tienes es saber que te hará falta meter en la maleta del hospital y cuando tenerla preparada. La maleta para el hospital tendrás que tenerla preparada en la semana 36-37, que es cuando el embarazo es considerado a término y que puede producirse en cualquier momento. 

Aunque tu preocupación sea saber que llevar para el bebé, en este post nos vamos a centrar en lo que te hará falta a ti y a tu acompañante, porque aunque vayas a un hospital y vayas a estar cuidada, es necesario que te lleves preparado algunas cosas.

Lo primero que tienes que saber es que hacer la maleta para llevarla al hospital no es hacer una maleta como si te fueses a ir de viaje. No se trata de meter todo lo que tengas preparado en casa para los primeros días, ni de meter ropa en exceso ni artículos o productos que no vas a utilizar.

Se trata de preparar un bolso de maternidad para ti, con cosas que te harán falta para  ir al hospital. A estas alturas, ya tendrías que tener tu kit con tus productos de parafarmacia y cuidado personal preparado dentro de un cajoncito en casa. Es a lo que yo llamo “canastilla para la mamá” . Con este me refiero a los productos que vas a necesitar para el post parto como las compresas o para la lactancia materna, como lo son los discos. Las compresas post parto deben estar si o si en casa, es algo que vas a utilizar independientemente del tipo de parto que hayas tenido así que si aún no lo tienes preparado, estás a tiempo.

Entonces si ya tienes preparada tu canastilla en casa para ti y para tu cuidado una vez que des a luz y llegues a casa, lo único que tendrás que hacer ahora es añadir algunas cosas más, sobre todo en tamaño bolsillo y para mayor comodidad, e ir metiéndolas en tu bolso de manera ordenada.

Consejos para hacer una maleta práctica, útil y ordenada.

    1. Hacer una maleta para tí y acompañante y otra a parte para el bebé: Te será mucho más fácil si preparas dos bolsos. Esto te permite tener todo más ordenado, visualizarlo todo a golpe de vista y tardar menos tiempo buscando lo que te vaya haciendo falta en cada momento. Si por el contrario solo preparas una para todos, cada que vez que necesites algo tendrás que removerlo para encontrarlo y al final no encontrarás nada.
    2. Guarda poco a poco las cosas que necesitarás: Lo ideal es que poco a poco vayas guardando en un cajón de tu cómoda o armario lo que vayas a llevarte. De esta forma cuando llegue el momento solo tendrás que coger la maleta y meterlo dentro bien ordenado.
    3. Bolso o mochila cómoda con varios compartimentos: Busca un bolso, a poder ser mejor una mochila que pueda llevar el acompañante a la espalda. Será mucho más cómodo tanto para el momento de llegar al hospital, en el que necesitarás que el acompañante tenga los brazos totalmente libres para ayudarte como para recoger cuando salgáis de allí con el bebé.
    4. Lo que lleves que sea práctico y los productos de higiene y uso personal que sean adecuados: Lleva cosas prácticas, en formato bolsillo para que todo ocupe menos espacios, seguro que de esta forma vas a seguir utilizándolo todo para otros viajes. No pierdas de vista la calidad de los productos, es muy importante que mires siempre la calidad de los mismos para los productos de higiene y cuidado personal. Por ejemplo, en el caso de las compresas, asegúrate de que sean 100% de algodón y si es orgánico mucho mejor. Y con otros productos que lleves que sean aptos, adecuados y recomendados tanto para embarazadas y lactantes.
    5. Prueba e instala la silla para el coche y asegúrate de que todo funciona correctamente: No te puedes olvidar (aunque no tenga nada que ver con la maleta) de probar e instalar la silla en coche. Si a la salida del hospital vais a volver a casa en coche es muy importante que el bebé haga ese trayecto en la silla de grupo 0 que hayas elegido para su seguridad.

Una vez habiéndote descrito estos 5 consejos, vamos al meollo de la cuestión. ¿Qué vas a necesitar y para qué? y ¿ qué no vas a necesitar?

¿Qué necesitas llevar al hospital y para que te hará falta?

Seguro que ya has estado buscando en internet información sobre qué tienes llevar al hospital. La mayoría de estas listas son bastantes largas e incluyen productos que no dudo en absoluto que no sean útiles pero no pierdas de vista que vas a un hospital donde todo lo que lo que necesites allí te lo van a proporcionar. Si bien es cierto es muy recomendable llevar tu propio kit. Es aconsejable que tengas a mano alternativa a todo lo que el hospital te proporcione. Saber que tienes preparado tu kit te hará sentirte más segura y con más confianza.

Dicho esto, y para que te sea más fácil elaborar tu lista, te voy a desglosar todo lo necesario para ti y además también para el acompañante.

Lista de productos necesarios para la mamá

En el parto:

  •  Horquillas y gomas del pelo: Imprescindible si o si. Las horquillas y gomas del pelo te harán falta durante el trabajo de parto. Siempre es más cómodo ir bien despejada. Te aconsejo que te hagas con un neceser y vayas metiendo de forma ordenada, todos estos artículos para tenerlos bien identificados.
  • Documentación: Cartilla del embarazo, última analítica, tarjeta sanitaria o Dni. Debes llevarla en el bolso y no te puedes olvidar porque van a pedírtelo.
  • Agua
  • Abanico: Durante el trabajo de parto te vendrá bien tenerlo a mano para refrescarte.
  • Música: Si tienes preparada tu lista de reproducción con música que te de fuerza para afrontar el parto puedes llevarla preparada. La puedes tener en el movil si quieres.

Tras el parto:

  • 1 Paquete de Compresas post parto: En el hospital van a proporcionarte las compresas. Sin embargo, estas suelen ser más gorditas que otras marcas,  por eso siempre es una buena opción que lleves las tuyas propias para poder cambiártelas si las otras te provocasen algún roce. Por supuesto, no debes utilizar las compresas de menstruación, estas llevan mucho plástico y no es recomendable. Asegúrate que las que lleves sean 100% de algodón, de esta forma evitas posibles irritaciones.
  • 1 Paquete de Discos de lactancia: Ocurre lo mismo con los discos de lactancia, si te hicieran falta utilizarlos allí te lo van a proporcionar, pero es aconsejable llevar los tuyos propios. Si allí no los utilizaras, lo harás en casa . Es un producto que no está demás llevarlo. Está dentro de los productos de cuidado para la mamá que se hacen imprescindible tener a mano. Por supuesto, al igual que las compresas tienen que estar fabricados en algodón 100%, libre de perfumes y alérgenos o sustancias químicas que al mantener contacto con el pecho y posteriormente con la boca del bebé, éste no esté en contacto con todas estas sustancias químicas.
  • 1 Paquete de Bragas desechables: Aunque en el hospital te las proporcionan, no está demás llevar una cajita con algunas de ellas o incluso también las que hayas estado utilizando durante el embarazo.
  • Crema para el pezón: Las cremas para aliviar el dolor que provocan las grietas en la zona pueden serte de gran ayuda. Según mi propia experiencia, las grietas suelen salir a los días, si el bebé no tiene un buen agarre al pecho o está en mala posición, pero como nunca se sabe te recomiendo que lo añadas a tu maleta. Si no te hace falta en el hospital podrá hacerte falta después. Así que es algo que no está demás llevar y que tampoco lo está tenerlo en casa. Es un tubito de crema muy pequeño, que no ocupa lugar dentro de la maleta y es algo que si te hace falta va a aliviarte mucho. En este caso, aségurate siempre que sea una crema 100% natural, apta, adecuada y segura  tanto para tí como para el bebé. 
  • Gel en formato viaje: Aunque allí también te proporcionan productos de higiene, no está demás llevarte el tuyo propio y más ahora que tanto cuidado tienes que tener y más si cabe en el hospital.
  • 1 Par de chanclas para la ducha: Ideal para cuando tengas que darte una ducha, ya sabes lo  importante que es reducir al máximo posibles las posibilidades de tener contacto directo con las superficies y más si cabe en un hospital. No solo ahora si  no siempre. 
  • 1 Par de zapatillas: No pueden faltar, aunque vayas a estar poco tiempo, la comodidad es fundamental, necesitarás también descansar un poco las piernas y moverte al baño.
  • Cepillo de dientes: En estos días la higiene no podrá ser menos. Te hará sentirte limpia. Por supuesto también añade la pasta.
  • Cepillo para el pelo
  • Mascarillas: Desconozco si el hospital proporciona mascarillas, supongo que si pero no, no está demás llevarte las tuyas propias para tí y para el acompañante. 
  • Productos de cuidado personal: Puedes llevarte un bálsamo labial para calmar la sequedad de los labios durante el trabajo de parto o alguna crema de manos y cara para sentirte más hidratada y limpia.
  • Sujetador de lactancia: Sujetadores de lactancia sin aros. 
  • Camisón de lactancia: Los que te proporciona el hospital tienen apertura trasera. Son un pelin incómodos para dar el pecho porque tienes que casi desnudarte entera. Asi que si quieres estar más cómoda es buena idea si te llevas el tuyo, con apertura delantera y facilitar así el inicio de la lactancia en el hospital.
  • Ropa de cambio para salir del hospital  y zapatos cómodos
  • Cargador para el móvil
  • Monedas para la tele

Lista para el acompañante

El acompañante no necesita mucho, lo más importante es estar, simplemente. Pero además de eso, para que esté más cómodo es imprescindible que lleve una bolsita o neceser con cepillo de dientes, desodorante, camiseta de recambio y zapatillas cómodas aunque solo las vaya a utilizar por las noches, pero tienes que pensar en que dormirá en un sillón y agradecerá quitarse los zapatos y descansar más a gusto.

¡Jamón! Si eres de las que has echado de menos durante el embarazo comer jamón, puedes llevarte tu bandeja para darte el capricho y salir cuanto antes de ese antojo.

Aunque la lista te parezca larga, son artículos y productos que ocupan poco espacio y que son muy prácticos.

¿Qué no tienes que llevarte?

Es tan poco tiempo el que se pasa en el hospital que no merece la pena llevar tantas cosas. Hay quien recomienda llevar maquillaje, bueno, si quieres llevartelo te lo llevas, a mi personalmente no me gusta. No me gusta que en ese momento en el que bebé tiene que estar tan pegado a ti huela, o se manche de maquillaje.Cómo mucho me llevaría rimmel y que eso le de un toque al rostro pero no nada más.

Tampoco tienes ni debes llevarte una maleta grande viaje. Resulta muy incómodo tanto para vosotros como para el personal que os esté asistiendo llegar a una habitación y ver un maletón abierto en el suelo con todas vuestras cosas.

Otra de las cosas que no tienes que llevarte y que no te va a hacer falta es un sacaleches. En el caso de necesitar estimular la lactancia materna de alguna manera el hospital os proporcionará todos los medios necesarios para ello. Así que no, no te hace falta llevarlo.

Como ves no es algo complicado, se trata más bien de aplicar la lógica y no perder de vista que vas a un hospital. Y que aunque te desespere saber que llevar para el bebé es muy importante que pienses también en tí.

Si aún no has preparado nada, tienes una sección dedicada solo para la mamá donde puedes prepararlo todo, tanto tu canastilla para tenerla en casa como el kit de maternidad ya preparado con todas las cosas que harán falta para llevar al hospital. Está pensado precisamente para que no pierdas el tiempo, solo tendrás que meterlo en tu bolso y esperar que llegue el momento.

Espero haberte ayudado y que te haya sido útil 😉

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *