En este post te daré las pautas para elegir la bañera del bebé para que se te sea más fácil la búsqueda, que sea ajuste a tu casa y que tu decisión sea lo más acertada posible.

Seguro si estás en la búsqueda de la bañera y has estado echando un vistazo por internet, te habrás dado cuenta de la cantidad de modelos con características distintas que existen.

Algunas vienen con cambiador incorporado, otras son cómodas que traen incorporada la bañera en su interior, otras son plegables y otras no. Tienes tantas opciones que es difícil decidirte por una en concreto. Por eso, hoy quiero ayudarte a elegir la tuya, aquella que se adapte a tu vida, a tu casa y a tu espacio.

Esta elección es más importante de lo crees y así lo estarás notando. Estás en la búsqueda de artículos de mayor tamaño que ocupan en casa un espacio considerable y que lo ocuparán en un futuro próximo en cuestión de almacenaje.

Mi objetivo en este post es ayudarte a que la inversión en tu bañera sea amortizada durante el mayor tiempo posible, que cuando llegue el momento de guardar te sea  más cómodo de desmontar y que al almacenar te ocupe el menor espacio posible.

Por eso, voy a insistir en la importancia de esta tarea y en tener en cuenta otro tipo de aspectos que van más allá de la bañera en sí misma.

Tiene tanta importancia que no solo tienes que pensar en la bañera si no que también debes hacerlo en como se adaptará a tu casa cuando ya no la necesites.

 

¿Cuál es el lugar idóneo para instalar la bañera?

 

El lugar perfecto para colocar la bañera es el cuarto de baño o al menos por lo general se suele colocar allí. Pero eso sí, si tienes un baño con espacio muy reducido, como era mi caso, mejor será buscarle otro lugar.

Lo importante es que te sientas cómoda para bañar a tu bebé, tengas libertad de movimiento y que todo esté perfectamente preparado para que ese momento no se convierta en una tarea complicada y estresante.

Por eso, una alternativa al cuarto de baño es la misma habitación del bebé. Cuando mi hijo nació vivíamos en una casa que no era la nuestra, el aseo era más o menos espacioso y pudimos colocarla allí.

Cuando nos mudamos a nuestra casa, colocar la bañera en el baño fue una locura, lo intentamos pero estaba todo tan ajustado que era una odisea cada vez que teníamos que hacerlo.

Así que lo cambiamos al cuarto del bebé y todo fue mucho mejor. Teníamos espacio, podíamos movernos con libertad, estábamos más cómodos y además teníamos cerca todo lo que necesario para su baño y cuidado. Así que la alternativa fue mejor que la primera opción.

 

Al final no se trata de seguir lo que siempre se aconseja, si no en buscar la manera que mejor se ajusta a tu espacio y a tu vida. Si tienes un baño reducido y además en la habitación del bebé tampoco cabe puedes también ponerla en otra habitación más espaciosa. Busca siempre la mejor opción para ti y ten siempre en cuenta estos dos aspectos:

  1. El espacio disponible en casa: Si tienes baño reducido, busca otras opciones en otras habitaciones.
  2. El espacio disponible para almacenarla: Piensa antes de decidirte si puedes almacenarla, cómo y dónde. Este punto es igual de importante que el anterior y será el que de verdad te permita guardarla cuando ya no la necesites, sobre todo si es tu primer embarazo y quieres almacenarla para utilizarla con un segundo en vez de donarla, venderla o prestarla.

 

Tener en cuenta estos dos aspectos te hará mantener el equilibrio entre lo que necesita un bebé y la comodidad que quieres tener en casa. Seguro que a partir de ahora cuando le eches el ojo a una bañera querrás detenerte más tiempo en encontrar los beneficios que te aporta en todos los sentidos y no solo en sus características.

 

Una vez que has visto los aspectos que tienes que tener en cuenta y que te ayudarán a centrar tu búsqueda, voy a darte cinco pautas para que te sea más fácil acotar las posibilidades y vayas descartando.

 

Cinco pautas que te ayudarán a elegir la bañera de tu bebé

  1. Material resistente: Importante que la bañera que selecciones esté fabricada en un material resistente, esto dará la estabilidad que requiere una bañera para que proporcione la seguridad necesaria.
  2. Evolutiva: Que una bañera sea evolutiva tendrá para ti cinco beneficios:
    1. Que acompañe al bebé en su desarrollo
    2. Que la inversión que realices ahora, sea amortizada
    3. Que la aproveches durante más tiempo más allá de los primeros meses del bebé
    4. Que tardes más tiempo en almacenarla por lo que te dará una tregua para hacerte con un tipo de mobiliario como por ejemplo un canapé, que te permita almacenarla y mantener el orden en casa
    5. Que no tengas que comprar otra
  1. Cómoda: La comodidad de una bañera se mide en el fácil manejo que tenga para ti. Ten en cuenta que tras el parto no podrás hacer esfuerzos y tendrás que pasar por un tiempo de recuperación, por eso es importante que la bañera tenga una altura ajustada a la tuya.
  2. Fácil montaje y desmontaje: Te aseguro que no es lo mismo montar siguiendo unas instrucciones mínimamente complicadas que montar encajando las piezas casi por intuición. Ni tampoco desmontar en un solo click que tener que estar quitando tornillos y guardándolos teniendo el cuidado de no perder ninguno.
  3. Antideslizante: Que sea antideslizante y que el material sea resistente, como te comentaba en el primer punto, van de la mano. Es importantísimo que la bañera sea segura y que quede fijada en el lugar donde decidas instalarla.

Mi recomendación es que aunque tardes más tiempo en decidirte, y te preocupe las características de la misma, que vayas más allá y estudies los beneficios que te aportará la bañera a medio/largo plazo. Ya que supone un gasto vamos a convertirlo en una inversión y vamos a intentar que todo lo que incluyas en tus preparativos sea lo más práctico y funcional posible.

 

Elegir la bañera suele ser uno de los artículos que más tiempo se tarda en decidir, así que ten paciencia y no desesperes, seguro que tu elección será la que mejor se adapte a tus necesidades. Y si no tienes tiempo, te sientes un poco perdida o piensas que es demasiado esfuerzo, en Mami Planner he preparado para ti una sección donde puedes encontrar bañeras prácticas que seguro se adaptan a tu vida y cumplen tus expectativas con el objetivo de ayudarte en esta tarea.

¿Has pensado ya cual será tu elección? Déjame en comentarios cual es la bañera que has elegido.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.